Walt Disney, el remixer

Anoche tuve la genial idea de hacerle caso a un profesor. “RIP! A remix manifesto de Brett Gaylor es una buena clase audiovisual para que entendáis todo esto del cambio de paradigma en la industria audiovisual”, dijo.

En RIP! Brett Gaylor analiza la limitación que supone el derecho de autor para la creación en sí misma y defiende una cultura libre (que no pirata) en la que el usuario pueda jugar con libertad para producir nuevos contenidos. Todo esto, claro, utilizando Internet como medio de producción, promoción y distribución.

El documental puede verse en Vimeo. Lógicamente. Además Brett Gaylor anima al espectador a descargarlo y modificarlo o completarlo.

Rip – A remix manifesto from El Rancho on Vimeo.

Pero, ¿qué tiene que ver toda esta mierda cultureta gafapasta propia de JotDown con Disney?

En el documental hay un fragmento dedicado a Disney. Tanto a la persona como a la compañía. Y no con el mismo cariño para ambos.

“Soy un fanático de Walt Disney. Soy un gran fan de este hombre porque demuestra de manera hermosa cómo la cultura se construye con el pasado. Lo que hizo Walt Disney mejor que nadie fue tomar obras que estaban en dominio público y actualizarlas para nuestra época. Su trabajo siempre continuó la conversación de una cultura. Fue una expresión a través de una remezcla de cosas anteriores.” Lawrence Lessig, fundador de la iniciativa Creative Commons. 

“Walt fue un artista del muestreo.” Cory Doctorow, periodista 

Para ejemplificar estas palabras se usan clásicos como Alicia en el país de las maravillas (1950) inspirada en la obra original de Lewis Carroll de 1634; el corto de Donald Inventos Modernos (1962) inspirado en la película de Chaplin Tiempos Modernos (1926); y, el más interesante, Steamboat Willie (1928) considerado el primer corto de Mickey Mouse, que es una reinterpretación absoluta de la película de Buster Keaton de 1926 Steamboat Bill. Mickey silba durante el corto la canción original de 1911 que hoy se ha convertido en una seña de identidad para la compañía de animación. BIEN.

Una de los fragmentos del documental en el que se compara un corto de Donald con Tiempos modernos de Charles Chaplin

Una de los fragmentos del documental en el que se compara un corto de Donald con Tiempos modernos de Charles Chaplin

Y es que Walt Disney tuvo la claridad mental para dar a la animación un hueco enel cine sonoro y reinventarla por completo en los años sucesivos. ¿Pedía permiso Walt Disney a Keaton para coger su película y rehacerla con un ratón al timón de un barco? En 1935, Walt Disney hipotecó su casa para poder producir el primer largometraje de animación de la historia ¿hubiera sido suficiente si, además, hubiera tenido que pagar derechos de autor?

Todo esto cambia a partir de la muerte de Walt. Desde 1969 hacia delante, con la compañía ya establecida como la mayor empresa de animación, Disney se centra en blindar los derechos de autor de las obras del creador:

“Su objetivo ya no fue crear obras y basarse en el pasado, sino que  fue controlar las obras de Disney para asegurar que nadie pudiera usarlas como base” Lawrence Lessig

El control de los derechos de autor se extendió en 1998 a la vida del autor más setenta años quedando muy lejos de la original ley que imponía la vida del autor más 14 años. El pasado intenta controlar el futuro. MAL.

Una de las formas de protesta contra la ley de Copyright realizada por el artista callejero Denmark

Una de las formas de protesta contra la ley de Copyright realizada por el artista callejero Denmark en L.A.                                          fuente: Blog arteycallejero.com

-Y todo esto… ¿QUÉ? José.

-Todo esto es, para mí, un ejemplo de como el poder económico de grandes compañías (por ejemplo: Disney) limita la creatividad, el talento y la producción cultural de la sociedad actual que ve en Internet una ventana para escapar de este oligopolio.

-Pero José, ¿qué te has fumao? ¿Cuántas veces has visto La Tostadora Valiente va a Marte hoy?

-Cuatro.

-¡Ves! Te dije que esa mierda era muy mala. Vamos al McDonalds a comernos unas chicken.

Y otro día hablaré del Frente de Liberación del Ratón.

Enhanced by Zemanta

Disney y Pixar // Pixar y Disney

Escribiendo la entrada del domingo sobre ¡Rompe Ralph! Pensé que era necesario explicar la diferencia entre Pixar y Disney.

¿Qué películas son de Pixar y qué películas son de Disney? ¿Son lo mismo? ¿Desde cuándo?

Pixar no nació de Disney. Pixar Studios nació en 1985 cuando se independizó de Lucasfilm (la productora de George Lucas) y comenzó su vida en solitario en el mercado de la animación. La compañía nacía presidida por Edwin Catmull y respaldada económicamente por Steve Jobs que la había comprado a Lucasfilm por 5 millones de dolares.

La compañía comenzó su trayectoria con cortos como Las aventuras de André y Wally B (1984) o El sueño de rojo (1987). La apuesta de Pixar se basaba en una animación tradicional en el contenido pero totalmente digital en la forma usando nuevas tecnologías como el CGI (imagen generada por computadora).

Boceto de André (abeja) y Wally B. 1984.

A finales de los 80, Disney no veía futuro en esta idea y seguía apostando por la animación de siempre con películas como Taron y el caldero mágico (1982) o Oliver y su pandilla (1988). Tan poco apostaba por una renovación que a los empleados que presentaban proyectos basados en tecnología CGI, los despedía. Fue el caso de John Lasseter.

_Os dejo un documental sobre John Lasseter. Está en inglés pero merece la pena para haceros una idea de lo que este hombre ha aportado a la animación actual._

Para el proyecto Pixar, Ed Catmull fichó a Lasseter una vez expulsado de Disney y juntos empezaron a crecer realizando cortos ganadores de Oscar como Tin Toy (1988) o anuncios para conseguir financiación con marcas como Tropicana o Listerine.

El éxito obtenido con Tin Toy llamó la atención de Disney que propuso a Pixar la realización de un largometraje.

En 1991 se firmaba un contrato entre Pixar y Disney para la realización de tres películas en las que los protagonistas fueran los juguetes. Toy Story.

Este es el punto de encuentro entre Pixar y Disney. Toy Story tardó en realizarse cuatro años estrenándose en 1995 y suponiendo un éxito que revitalizó la marca Disney.

Desde entonces Walt Disney Animation pasó a ser la distribuidora oficial de la compañía Pixar. Nada más.

Tras Toy Story, llegaron Bichos (1998), Toy Story 2 (1999), Monstruos S.A (2001), Buscando a Nemo (2003) y Los Increíbles (2004). Seis películas que inauguran una nueva era en la animación.

Protagonistas de las películas Pixar hasta 2012

De mal en peor

Pixar se estaba haciendo cada vez más grande y Disney cada vez más pequeña. Ante las películas antes mencionadas, Disney presentaba Mulán(1999), Fantasia 2000 (2000), El emperador y sus locuras (2000), Atlantis (2001), El planeta del tesoro (2002), Hermano oso (2003) y Zafarrancho en el Rancho (2005).

La situación en Disney era complicada y se habían producido dimisiones en la directiva así como varios despidos de animadores. Además el contrato de distribución con Pixar expiraba en 2006 y Steve Jobs ya había avisado de que buscaría otra distribuidora.

Con estas tres vacas en cartelera en Disney se dieron cuenta de que había que reinventarse

Con Disney y Pixar hermanados (por la distribución y el merchandising) y enfrentados por ser rivales directos en el mercado de animación, llegamos al estreno de Chicken Little en 2005, la primera película Disney que copiaba la fórmula Pixar.

Chicken Little se estreno para probar si Disney sabía hacer las cosas como Pixar y podría ser competente una vez separadas.

La película funcionó y tuvo buena recaudación en taquilla pero en ese momento asumió la dirección de Walt Disney Company Robert Iger y no se lo pensó dos veces: había que unirse a Pixar.

En 2006 Robert Iger compraba Pixar Studios a Steve Jobs por 7.400 millones de dólares (Jobs la había adquirido por 5 millones). Pixar seguiría manteniendo su marca distintiva pero pertenecería a Disney.

Desde ese momento, cada año se producen (normalmente) dos películas grandes. La de Pixar y la de Disney. Este año tenemos por parte de Pixar a Mérida, la protagonista de Brave y por parte de Disney a ¡Rompe Ralph!.

Parece una tontería pero hay diferencia.

Las películas de Pixar destacan por su originalidad y dirección artística. La trama suele estar basada en alguna idea original, no recurre a cuentos clásicos y, por lo general, suelen estar mucho más trabajadas técnicamente que las desarrolladas por Disney. Además, su éxito ha sido mayor siempre salvo el año pasado con Enredados que estuvo a la altura siendo de Disney.

A continuación os dejo las películas de Disney y de Pixar de los últimos años.

Año 2006.

Pixar – Cars

Disney – Chicken Little

Año 2007.

Pixar – Ratatouille

Disney – Descubriendo a los Robinsons

Año 2008.

Pixar – Wall-E

Disney – Bolt

Año 2009.

Pixar – Up

Disney – Tiana y el sapo

Año 2010.

Pixar – Toy Story 3

Disney – Winnie the Pooh. La película

Año 2011.

Pixar – Cars 2

Disney – Enredados

Espero que haya servido de ayuda. Seguramente me haya dejado datos fuera pero tampoco quería contar la historia de Pixar. En cuanto a los juicios de valor creo que son evidentes y no tengo porque no escribirlos.

Para acabar os dejo aquí la primera parte del documental emitido en Canal + Pixar, la factoría de la animación. Son 6 partes que podéis ver en Youtube. Echarle un vistazo cuando podáis. Muy recomendable.